Ahogando estrellas de mar

Se acercaba el verano de 2016 cuando circuló por internet la imagen de la turista en bikini y las estrellas mar formando un corazón en una playa paradisiaca. Estallaron las redes sociales "chica mata 31 estrellas de mar para posar en una foto" se leía, entre otros titulares similares.

Si estás concienciado con respecto al maltrato animal, seguramente ya están pasando por tu cabeza unos cuantos insultos dedicados a la chica del bikini.

¿Está mal lo que hizo? ¿Debemos evitar sacar estrellas de mar del agua sólo para hacer una foto buscando notoriedad en las redes sociales? OBVIAMENTE SI, está mal y es un acto reprobable.

La cuestión es ¿merece la chica los insultos y deseos de muerte que se extendieron por internet?
Más aun ¿alguien ha pensado si es realmente tan sencillo ahogar a una estrella de mar?

No, no voy a centrarme en esta entrada en la fascinante biología de las estrellas de mar (aunque algo diré al respecto).

¿De qué va esta entrada del blog?

En esta entrada quiero hablar de ese movimiento "animalista" extremo que parece volverse cada vez más contagioso. Un movimiento animalista que, ante situaciones de crueldad ilógica contra animales, responde apresuradamente, con declaraciones y argumentos que también resultan sumamente ilógicos (si nos paramos a analizarlos, ¡claro!).

Respuesta "animalista".

A la chica del bikini se le dijo de todo. Hubo comentarios bastante simples, insultos básicos, alusiones a que su capacidad intelectual era inversamente proporcional a su aspecto físico, etc (similar a lo que puede verse en el 95% de los comentarios en redes sociales cada día).


Una minoría trabajó algo más sus comentarios. Se vieron varios "copia y pega" de textos científicos que explicaban el modo en que respiran las estrellas de mar. A partir de esos textos se intentaban justificar comentarios que deseaban que la chica del bikini sufriera una tortura semejante a la de las estrellas de mar (básicamente proponían llenar los pulmones de la chica con agua). La verdad es que es fácil encontrar por la red muchas discrepancias con respecto al tiempo que una estrella de mar resiste fuera del agua: muere a los 10 segundos, comienza a sufrir a los 10 segundos, muere a los pocos minutos, resiste varias horas, sobrevive varios días fuera del agua sin problema, etc.

El típico texto era el siguiente:
"Según la explicación científica, las estrellas de mar tienen sobre la superficie corporal unas pápulas llamadas también branquias dermales, las cuales son utilizadas para el intercambio de gases, cada pápula de paredes finas es una prolongación del celoma, por lo que los gases son intercambiados automáticamente entre el líquido celómico y el agua. En palabras sencillas esto quiere decir que las estrellas de mar capturan el oxígeno del agua para su proceso de respiración a través de estas branquias dermales y cuando estas especies son sacadas de su hábitat acuático no pueden realizar el intercambio de gases para su ciclos vitales, por lo que sufren una intoxicación, generalmente con dióxido o monóxido de carbono y en un tiempo relativamente corto mueren, es decir, se “ahogan”, basta unos 3 a 5 minutos dependiendo del espécimen."

¿Pensamos un poco? Vengaaaaaaa.

Está muy bien eso de explicar cómo hacen el intercambio de gases las estrellas de mar. PERO, usar esa información para asegurar que las estrellas de mar mueren al sacarlas del agua, es como detallar el funcionamiento de los pulmones de un mamífero y luego decir que las ballenas se ahogarán tras 5 minutos bajo el agua. En definitiva, que las estrellas de mar tengan branquias dermales es un dato muy interesante, pero no nos dice nada sobre cuánto tiempo pueden aguantar fuera del agua.

De hecho, los que vivan en la costa en zonas de mareas normales (no las pequeñeces de mareas mediterráneas) y que sientan un poco de interés por las cosas, habrán visto muchas veces que las estrellas de mar se quedan fuera del agua durante largos períodos de tiempo durante la bajamar. Y no, no son estrellas de mar suicidas no hay que echarse las manos a la cabeza cuando las vemos al aire.

¿Todas son iguales?

Se estima que en el mundo hay aproximadamente 1800-1900 especies de estrellas de mar (en sentido amplio). Parece que los científicos no han dedicado mucho interés a estudiar el tiempo que aguantan las diferentes especies fuera del agua. Pero, por ejemplo, sabemos que Pisaster ochraceus (estrella de mar ocre), diariamente permanece fuera del agua durante 8 horas seguidas en la marea baja y, en condiciones de laboratorio, soporta hasta 50 horas sin fallecer. Vaya, vaya, parece que no es tan sencillo ahogar estrellas de mar. Si leéis lo que comentan aficionados y profesionales de los acuarios, comprobaréis que muchos de ellos han observado a estrellas de mar "escapistas" o algunas que se han "perdido" (escondidas en adornos del acuario extraviados durante algún traslado o remodelación), que han permanecido largo tiempo fuera del agua sin sufrir daño.

La estrella de mar "torturada" y "asesinada" en las imágenes de internet (como la de la chica del bikini), es de la especie Oreaster reticulatus ("estrella cojín rojo"). Dicha especie habita en costas del océano Atlántico, en aguas poco profundas. No he localizado publicaciones serias que traten el tiempo que Oreaster reticulatus puede permanecer fuera del agua pero, dado que uno de los ambientes típicos que habita son los manglares, parece casi seguro que no tiene problema en resistir mucho más que "pocos minutos" al aire, simplemente aprovechando la humedad que queda en su cuerpo cuando queda "atrapada" entre raíces y tallos de manglar durante la bajamar. Esto coincide con las opiniones de algunos que parecen más expertos y recomiendan que los turistas no saquen repetidamente del agua a un ejemplar para hacer fotos. Siendo realistas, el mayor peligro para Oreaster reticulatus es el hecho de que los turistas las compran secas (y los lugareños las matan para venderlas).


Ahora, ¿podemos considerar "un poquito" desproporcionadas las opiniones que deseaban la muerte a la chica del bikini?

Animalistas y reacciones desproporcionadas.

Por desgracia, parece que las reacciones desproporcionadas entre animalistas es la norma hoy en día.
En mi caso eso es lo que me lleva a no poder dar mi apoyo pleno a ciertos grupos políticos y asociaciones animalistas, por más que comparta ALGUNAS de sus posturas.

Y es que hay comparaciones odiosas y desproporcionadas, y utilizarlas es contraproducente contra la causa.
Matanza de toros en las plazas, perros colgados hasta la muerte, circos con animales, estrellas de mar "torturadas" para las fotografías de turistas, "violación" de animales en los zoológicos, perros de rescate fallecidos en "acto de servicio", caballos obligados a cargar con niños en ferias, gansos forzados a pasear por las calles de un pueblo.
Son temas treméndamente distintos y no equiparables. Deberíamos ir por partes y luchar por acabar con las torturas y matanzas injustificables más clamorosas. Ampliar el cerco hasta abarcar cuestiones sumamente discutibles sólo sirve para perder apoyos porque, muchas veces, son cuestiones que la mayoría califica como "ridículas" (sacar a pasear a unos gansos por la calle de un pueblo, por tradición, no es precisamente un buen ejemplo de tortura y sufrimiento animal).

Nos guste o no, los humanos formamos parte de la naturaleza, de la biosfera en el planeta Tierra. Eso, a la fuerza, supone interacción con otras formas de vida (al menos, hasta que nos mudemos a otro planeta ;) ;)). No es viable la interacción CERO. Deberemos aplicar la lógica y tratar de extender el respeto por otras formas de vida, poco a poco, de manera lógica y sensata.


Comentarios

  1. Es uno de los artículos más sensatos y mejor fundamentados que he leído respecto al tema de maltrato animal. 🤟👏

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MELANISMO: El Secreto de la Pantera Negra

Serpientes Ibéricas